El Gran Sur de Marruecos en diez días

Post escrito por Eva Puente Maya para AVI International en colaboración con TBnet España.

Viajar a través del Gran Sur es uno de los mayores atractivos de Marruecos, un país que estando tan cerca a veces se siente demasiado lejos.

Te propongo un viaje de diez días por los lugares más interesantes del sur marroquí, atravesando ciudades de leyenda, oasis de ensueño y experimentando el más absoluto de los silencios en el desierto.

Curtidurías de Fez.JPG

Marrakech

Todo viaje por el Gran Sur comienza en la “ciudad roja”, crisol de civilizaciones y dinastías que han configurado un rico patrimonio reflejado en su vieja medina declarada Patrimonio de la Humanidad.

Déjate llevar por el encanto de su zoco, sus jardines y sus palacios. Imprescindible subir a una de las terrazas de la plaza Jemaa el Fna y tomar un delicioso té a la menta.

Ruta de las mil Kasbahs

Desde Marrakech ponemos rumbo al Alto Atlas, la cordillera que divide al país y que  adentra al viajero en una de las rutas más fascinantes del país.

Una sucesión de pueblos y aldeas de singular arquitectura de adobe. Destaca la ciudad fortificada de Aït Ben Haddou, declara Patrimonio de la Humanidad y escenario de conocidas películas como “Gladiator”.

La belleza de estas localidades merece la visita pausada, es imposible visitarlas todas en esta ruta, pero si las más interesantes, Teloulet, la propia Aït Ben Haddou, Ourzazate y Taurorit.

El Valle de las Rosas

Tras las Kasbahs, llega una de las zonas más desconocidas y bellas del país, el valle de las rosas, salpicado de pequeñas aldeas y verdes oasis.

La localidad de Kalaat M’Gouna es la capital del valle. Imprescindible visitar alguna de las cooperativas femeninas de rosas damascenas. Si viajas en mayo te encontrarás con el festival tradicional de las flores, uno de los más interesantes de Marruecos.

Valle de los pájaros y gargantas del Todra

La localidad de Boumalne Dades, en pleno valle de los pájaros, es un lugar perfecto para conocer a los Imazighen (bereberes). Deambula por su mercado al aire libre y toma una taza de té en sus tranquilas terrazas.

El valle lleva hasta las gargantas del Todra lugar ideal para regalarte un baño en las transparentes aguas del río, eso sí, hazlo a primera hora porque el lugar se pone de bote en bote.

Continúa hasta la bella localidad-oasis de Tinerhir, un extenso palmeral, ideal para una estancia relajada, paseos a caballo o bicicleta.

 

Erfoud, la puerta del desierto

La ciudad más importante del desierto. Desde aquí salen rutas 4X4 que recorren los dos tipos de desiertos, la Hamada (desierto pedregoso) y el Erg (desierto de arena).

Famosa por sus canteras de fósiles, sus pizzerías bereberes y sus buenos hoteles. A pocos kilómetros se sitúa Rissani, localidad de leyenda que cuenta con el mercado más fascinante del país donde destaca su pintoresco aparcamiento de burros.

Recorre esta zona en 4X4 y atravesa las antiguas pistas de la mítica París-Dakar. La mayoría de hoteles y agencias de la ciudad organizan estas excursiones que incluyen una visita a la aldea de los Gnawa en Khamlia, un reducto de antiguos esclavos que han hecho de la música su modo de vida y sustento.

Desierto del Sáhara

La localidad de Merzouga es el punto de partida para introducirte en el espectacular desierto de Erg Chebbi, la zona de dunas más fascinante del Sáhara donde debes pasar la noche en un campamento para contemplar la hipnótica puesta de sol y dormir bajo un manto de estrellas.Desierto Erg Chebbi.JPG

 

Fez, ciudad imperial

Para no tener que hacer el mismo recorrido te recomiendo terminar el viaje en Fez, ciudad fascinante de laberínticas callejuelas.

Por el camino, atravesarás increíbles paisajes como el palmeral del Ziz o el Parque Nacional de Ifrane

Kasbah Aït Ben Haddou.JPG.

Consejos para realizar una ruta segura:

– Puedes alquilar un coche para viajar a través del Gran Sur, a excepción de las zonas desérticas donde la mejor opción es contratar una excursión con guías expertos.

– Para estar más tranquilo y debido a las características de la ruta, contrata un Seguro de Asistencia en Viaje para Trotamundos (http://www.avi-international.com/es). ¡Siempre está bien prevenir!

– A lo largo de la ruta encontrarás una buena oferta de alojamientos y restaurantes para todos los gustos y bolsillos.

– El sur de Marruecos es una zona muy calurosa por lo que no es muy recomendable viajar en los meses de verano.

 

Consejos para viajar por Namibia en coche

 

Namibia-1.jpgNamibia, en el sur de África, es uno de los países más espectaculares del continente negro. Un país lleno de contrastes, donde sin cruzar frontera alguna es posible disfrutar de los más variados paisajes que puede ofrecer este planeta.

Playas inmensas donde contemplar colonias de focas a bordo de un kayak, playas que a su vez se funden con la arena del desierto.  A pocos metros del mar, las dunas del desierto del Namib despliegan su majestuosidad de forma paralela a la costa hasta encontrar el valle de Sossusvlei. Este valle, alberga las dunas más altas del desierto del Namib, el desierto más antiguo del mundo. Las fotografías de sus dunas rojizas son mundialmente famosas.

Al norte del país, el Parque Natural de Etosha alberga gran cantidad de fauna africana y, es posible si hay suerte, contemplar a los big five. El norte de Namibia, cerca de las cataratas de Epupa también es el territorio donde habita la tribu himba que aún mantiene su forma de vida tradicional y sus curiosos peinados.Namibia-5

Un viaje hacia el sur del país nos lleva al Cañón del Río Fish, que a pesar de ser el segundo más ancho del mundo, su fama dista años luz del Cañón del Colorado, aunque no tenga mucho que envidiar a su primo americano. La pintoresca Luderitz, antigua ciudad minera invadida por las dunas del desierto del Namib en crecimiento, conserva una curiosa arquitectura fruto de la herencia europea de este país que un día fue colonia alemana.

Todos estos lugares de interés están conectados por la red de carreteras del país. Conducir por este país africano es seguro, no hay que temer por actos violentos, los robos y atracos no están a la orden del día.  Lo más temido mientras circulas por las carreteras namibias es sufrir un pinchazo. Y es que son los neumáticos y las lunas delanteras los que más sufren al viajar por carretera en Namibia pues la mayoría de carreteras del país son de pistas de tierra y pinchar rueda es bastante común y que una piedra salga disparada al cristal delantero también.

Namibia-4

Por este motivo te doy una serie de consejos a tener en cuenta a la hora de circular en coche si visitas Namibia:

  • Lleva siempre preparada una rueda de recambio por si necesitas cambiarla en cualquier momento. En el caso de pinchazo, repara siempre la rueda. Dadas las características de las carreteras, en los pueblos y algunas gasolineras se puede encontrar talleres.
  • Las piedras de las carreteras salen disparadas al ser pisadas por el coche delantero, así que mantén una distancia prudencial. Cuando te cruces con un coche en sentido contrario disminuye también la marcha. En caso contrario es fácil que se agrieten o rompan las lunas delanteras.
  • Controla repetidamente el aire en las ruedas y sigue las indicaciones según el tipo de carretera.
  • Si viajáis con un grupo de amigos o familias y vais a alquilar coche, mejor reservad el mismo modelo. De esta forma las ruedas de repuesto y otras piezas encajarán en los dos coches en caso de necesidad.
  • Id muy pendientes del nivel de gasolina en el depósito, hay zonas donde las gasolineras están alejadas unas de otras.
  • Además del Seguro clásico del Automóvil, contrata un seguro de viaje http://www.avi-international.com/es/seguro-viaje/seguro-trotamundos para que te cubra cualquier percance médico que puedas tener durante el viaje, ya que el Seguro del coche solo te cubrirá por los daños que puedas causar a otros.

Namibia-2