Tarjeta Sanitaria Europea: ¿Para qué sirve? ¿Qué cubre?

Obtener la tarjeta sanitaria europea, un trámite sencillo.

La tarjeta sanitaria europea es el documento imprescindible para viajar por Europa con la misma cobertura sanitaria que tienen los oriundos del país que visitamos. Es válida en todos los países del espacio económico europeo y en Suiza, y es importante tener en cuenta que sin ella podemos tener problemas para recibir asistencia a pesar de formar parte de la Unión Europea.

Este documento que permite hacer uso de nuestro derecho como ciudadanos españoles de recibir cobertura sanitaria cuando visitamos uno de nuestros países socios. Sin la tarjeta sanitaria europea no podremos acceder a los servicios con ningún otro documento a pesar de pertenecer a la Unión Europea, ni siquiera con un pasaporte acreditativo. Por tanto, conviene obtenerla si vamos a viajar a cualquiera de los veintisiete países miembros de la Unión, Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza.

 

Obtener el documento es un trámite muy fácil que puede realizarse online en pocos minutos. Basta rellenar un sencillo formulario y la recibirá en pocos días en su domicilio. Debe tener en cuenta que este domicilio será aquél en el que esté dado de alta en la Seguridad Social y que no puede recibirse en ninguna otra dirección, y es un caso relativamente común que dicho domicilio no sea correcto, normalmente porque esté obsoleto. El domicilio que figura en la Seguridad Social suele ser el que dimos de alta cuando comenzamos nuestra vida laboral y es posible que no hayamos tenido que modificarlo en ningún momento. Cambiar la dirección no es una gestión que pueda realizarse online, y por ello recomendamos comprobar si puede obtener la tarjeta sanitaria europea online con tiempo antes de nuestro viaje. El cambio de domicilio podrá realizarlo en cualquier oficina de la Seguridad Social; También puede tramitarla allí de manera presencial.

La validez desde su expedición es de dos años. Es importante comprobar que el documento permanece en vigor durante todos los días que dure su viaje y no sólo al comienzo del mismo. Si no fuera así será necesario solicitar su renovación antes de iniciar el viaje.

La atención que asegura la tarjeta sanitaria europea es la misma que reciben los ciudadanos del país de destino, de modo que no sustituye un seguro médico de viaje puesto que su cobertura es diferente. Por ejemplo:

  • La tarjeta sanitaria europea no implica que la atención médica sea gratuita, puesto que no en todos los países asociados la sanidad lo es como en España. Por lo tanto, es conveniente investigar qué tipo de asistencia ofrece a sus ciudadanos nuestro país de destino para conocer de antemano qué derechos nos otorga en nuestro viaje y decidir si son suficientes para nuestras necesidades.
  • El regreso al país de residencia por una enfermedad o accidente no está cubierto. Tenemos que tener en cuenta que en caso de enfermedad o accidente que requiera una repatriación, ésta no estaría cubierta y tanto su organización como su coste deberá ser asumido por el afectado.
  • No tiene cobertura en todo el Mundo. Ya que existen limitaciones en Europa y no es válida fuera del espacio económico europeo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s